CIERRE DE JAZZ A LA CALLE

Fotografías y crónica: Paola Ferreira

El domingo 20 de enero culminó la 12va edición del Festival Internacional de Jazz a la Calle, una movida única en el interior del país, que congrega artistas de primer nivel, estudiantes, aficionados, amantes de la música, turistas y a todos los pobladores de la ciudad de Mercedes.

Durante 9 días hubieron talleres, clínicas, toques en teatro, al aire libre, jam, en definitiva, instrumentos sonando por doquier.

La crecida del Río Negro complicó un poco pero no fue obstáculo para los organizadores que encontraron espacios alternativos para desarrollar las actividades aunque sí se vieron afectados los paradores que están en la rambla, que ya prontos para recibir a los clientes terminaron con el agua en el techo.

Durante esos días además se llevó adelante el Festival 33Grados de arte urbano, llenando de color las paredes con una veintena de impresionantes murales esparcidos por toda la ciudad y que se suman a otro tanto ya existente, convirtiéndose en un bello circuito a recorrer.

Mucho había escuchado de la movida y el vivir y sentir esa magia que ronda en las calles con un festival de estas características en una ciudad del interior, es ejemplo que se pueden hacer cosas de calidad y bien armadas.

El Jazz a la Calle ganó otra fan.

 

Puntos de encuentro e intercambio entre músicos en las calles adoquinadas de Mercedes.

 

El cierre del festival fue con la presencia de Freedon Big Band de Brasil  y Shawn Baltazer Quartet

desde Estados Unidos en la Plaza del Encuentro de las Dos Culturas.

 

Cada noche la jornada se extendía hasta el amanecer con las jam session que se armaban en el

patio de un boliche, desde donde pudimos disfrutar de buena música mientras

veíamos el eclipse de Luna.